miércoles, 19 de noviembre de 2008

Recicla tus vibradores: Plan Vibronove


Ahora está en nuestras manos luchar contra el cambio climático y la degradación del medio ambiente. Si eres de las que tienes en tu casa un cubo de basura ecológico con bolsas de diferentes colores para reciclar no puedes dejar pasar esta ocasión: la tienda erótica online amantis.net ha desarrollado un plan para reciclar tus viejos amigos.

Además, para incentivar la labor, por cada vibrador que recicles te regalan 8€ para que te compres uno nuevo. Esto sí que es un plan renove y no los del gobierno.

En su web www.amantis.net podemos leer los detalles del plan:

El original plan de amantis.net para renovar tu vibrador.

Trae tu viejo juguete, nosotros nos encargaremos de su correcta eliminación y a cambio, te regalamos 8€ en puntos amantis para que te compres uno nuevo.


Los vibradores tienen una vida de uso determinada... la calidad del juguete, las horas de uso o simplemente los cambios de tus propios gustos pueden hacer que alguno de tus juguetes se queden en el fondo de un cajón durante largo tiempo y terminen finalmente en la basura. Deshacerse de ellos genera residuos poco amigables con el medio ambiente, por eso deben ser correctamente gestionados para causar el mínimo impacto. Ante esta realidad y de acuerdo con nuestra misión de endulzar tu vida sexual, amantis.net presenta el Plan Vibronove, una iniciativa en la que se bonifica con 8 EUR la entrega de un vibrador viejo para comprar otro juguete nuevo en nuestras tiendas físicas o en amantis.net


Ahora es aún más sencillo jugar de manera responsable. Por favor ayúdanos a respetar el planeta, ¡no tires a la basura tu viejo vibrador!



Para adherirse a esta original iniciativa, Vibronove propone dos alternativas. Quienes estén en Madrid pueden depositar los vibradores, pulcramente limpios, sin pilas y envueltos en film plástico transparente en los contenedores habilitados en las tiendas amantis.net de Madrid y personalmente el dependiente se encargará de asignar los puntos.


Otra alternativa, pensada para las personas de otras comunidades o localidades, es enviar por correo el juguete rigurosamente limpio, también envuelto en film plástico transparente, sin pilas y desmontado.


¿A qué esperas? Ve escribiendo la carta a los Reyes Magos, que luego todo son prisas.


No hay comentarios: